Conexión a Internet de banda ancha

El término describe una conexión a Internet de banda ancha con transferencia de datos a alta velocidad. Sin embargo, no existe una definición clara de cómo de alta ha de ser la velocidad de la conexión para que esta pueda considerarse de banda ancha. Además, debido al constante desarrollo de las tecnologías de la comunicación y el consiguiente aumento del ancho de banda del acceso a Internet, las fronteras se amplían continuamente. Por lo general, una conexión a Internet de banda ancha debe permitir velocidades de descarga de varios megabits por segundo. El ancho de banda de carga suele ser significativamente menor. Determinadas aplicaciones profesionales y privadas en Internet están disponibles únicamente a través de conexiones a Internet de banda ancha. Esto incluye aplicaciones tales como el teletrabajo, las videoconferencias, la transferencia de archivos grandes, el streaming de vídeo, ver la televisión a través de Internet, la gestión y almacenamiento de imágenes en la nube y ciertos juegos en línea.
 

Tecnologías de conexión posibles en el Internet de banda ancha

En la categoría de las conexiones a Internet de banda estrecha se incluye el acceso a Internet mediante un acceso telefónico a través de una red telefónica analógica o por medio de una conexión RDSI. La tecnología de banda ancha más extendida en Alemania es la tecnología DSL. Esta utiliza los pares de cobre de las líneas telefónicas existentes y proporciona anchos de banda de transmisión elevados a través de ellos. Otras técnicas basadas en conexiones de línea fija son el Internet a través de cable o por medio de conexiones ópticas, tales como las líneas de fibra óptica. Además de estas técnicas, una conexión de Internet de banda ancha puede realizarse sobre la base de las tecnologías inalámbricas. Para ello, se utilizan las redes móviles por satélite, u otras tecnologías inalámbricas como WiFi y WiMAX.

 

Alta disponibilidad de banda ancha, un importante factor de localización

Tanto para los usuarios particulares como para las empresas, una conexión de Internet de banda ancha es un importante factor de localización. Por esta razón, las políticas tienen como objetivo ampliar en gran medida la disponibilidad de la conexión a Internet de banda ancha. Especialmente en las zonas rurales el suministro de conexiones rápidas a Internet es difícil y requiere altas inversiones por parte de los proveedores de Internet. Por esta razón, el gobierno apoya el desarrollo en las zonas marginadas con subvenciones estatales. En estas regiones se utilizan a menudo tecnologías de radio, tales como LTE, ya que no requieren costosas instalaciones de tendido de cables.